RSS

Borres - La Mesa



  • 29,5 km.
  • x horas
  • faltan a Santiago 224,9 km.





Salimos del albergue de Borres subiendo suavemente por la carretera, tomamos un camino a la derecha y poco después volvemos a salir a la carretera para llegar al pueblo de La Mortera, donde hay un bar-tienda donde podemos desayunar ya que en Borres no hay ningún servicio.





Desde La Mortera vamos a seguir la ruta conocida como "de los Hospitales", por lo alto de la sierra, muy dura pero extraordinariamente bella. Si hay niebla es más recomendable dirigirse hacia Pola de Allande y pernoctar en el albergue de Peñaseita.





Junto a la capilla de La Mortera cogemos un camino a la izquierda e iniciamos una subida, a veces dura, de unos ocho kilómetros que nos lleva a La Paradiella. Hay un tramo en bajada e iniciamos otro de subida más fuerte todavía. Seguimos subiendo y alcanzamos las ruinas del hospital de Fonfarrón.







El camino está bastante bien señalizado con postes de madera. Pasamos otras ruinas, las del hospital de Valparaíso y pasamos también la laguna de la Marta. Llegarmos así a una carretera, el Alto de La Marta.







Justo en el Alto de La Marta hay un jito que nos indica hacia el alto el puerto del Palo. Deberemos coger otro camino junto a su derecha (está indicado con flechas amarillas) que va un poco hacia abajo por la ladera de la montaña.



Continuamos un rato en descenso y rodeamos la montaña hacia la izquierda. Aquí podemos observar un grandísimo socavón a la izquierda en la montaña, conocido como La Freita (se trata de los removidos de tierra que desarrollaban los trabajos de minería de oro en tiempos de los romanos).







Pasamos la Braña de Vallinadosa, subimos un poco y alcanzamos la carretera general que baja del alto de puerto del Palo. Estamos en Montefurado.





Atravesamos Montefurado, ascendemos un poco por el monte y descendemos después hasta la carretera, llegando a al pueblo de Lago, donde hay un bar. Continuamos por caminos bien marcados y en unos cuatro km. llegamos a Berducedo, donde hay bar y supermercado.





De Berducedo a La Mesa ya sólo nos quedad cuatro km., los últimos en descenso.







Salida de Borres a las 10:00 de la mañana. Hoy se presenta un día duro, larga distancia y duras subidas, pero seguro que recorrer estas monstañas compensará el esfuerzo.



Desayunamos en Casa Boto, en La Mortera, los tres, Ana María, Jusep y yo. Cafés y croissants en abundancia. Aquí en Casa Boto podemos admirar el tradicional bar-tienda, clásico del los pueblos asturianos.



Nos despedimos aquí ya que Jusep continúa el camino con su bicicleta, y Ana María se dirige hasta Pola de Allande. Prometo a Ana María ir a visitarla algún día a California (no se si será mucho prometer, que está muy lejos... pero algún día seguro que voy, seguro). Me llevo un grato recuerdo de Ana María, una mujer que ha viajado muchísimo y que nada más conocerla uno se da cuenta de que es muy buena persona, espero conservar su amistad aunque sea a tanta distancia.



La expectativa de esta ruta por Los Hospitales se cumple con creces. Se pasa por altitudes de más de 1200 metros, por un territorio muy aislado y muy agreste, con unas vistas impresionantes. Con la única compañía durante de muchos kilómetros de las vacas y los caballos que viven sueltos por el monte.



En Montefurado hay una pequeña capilla dedicada al Apóstol Santiago. Cuanto estaba visitando esta capilla, de pronto veo a Jusep que viene del Alto del Palo en su bicicleta. Me dice que la subida de este puerto se le ha hecho durísima.



Después de refrescarme con unas cervezas en el Bar Casa Serafín,en Lago, llego a Berducedo, ya con bastante hambre que hoy el desgaste ha sido muy grande. Junto al supermercado hay una área de descanso perfecta para la merienda-cena: un buen bodillo y fruta en abundancia.



Llego a La Mesa bastante cansado, a las 20:00 horas. El camino de hoy, solitario, largo, con fuertes subidas y con pocas zonas de sobra, ha hecho de hoy una jornada bastante dura. Aquí me reencuentro con las mujeres del País Vasco que había conocido en el albergue de Tineo y que, en vez de ir "por Hospitales", habían hecho el camino por Pola de Allande y habían dormido el día anteriro en el albergue de Peñaseita.



El albergue de la Mesa está bastante bien, ocupa la antigua casa rural y tiene 14 plazas en literas, baño con agua caliente y una pequeña cocina. También hay una casa rural, la Rectoral, donde dan alojamiento y comidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario