RSS

Melide - Pedrouzo



  • 33 km.
  • 8 horas
  • faltan a Santiago 53,1 km.



El camino parte del albergue Melide continuando la calle en la que se encuentra éste, pronto gira a la derecha, cruza la carretera general y se dirige hacia la Iglesia de Santa María de Melide y el cementerio.



Nos internamos después en un bosque de eucaliptos, cruzamos después la carretera general y poco después la volvemos a cruzar, en este caso por un túnel. Ya hemos pasado el pueblo de Boente cuando llevamos sobre una hora de camino.





Vamos alternando tramos de camino y de asfalto por carreteras vecinales en un sinfín de subidas y bajadas. Después de unos diez km. cruzamos de nuevo la carretera general y por una corta pero pendinte bajada llegamos al albergue de Rivadiso da Baixo.





Cruzamos de nuevo la carretera por otro túnel y después seguimos por el margen izquierdo de ésta hasta alcanzar Arzúa, localidad grande que cuenta con todos los servicios. Salimos de Arzúa y continuamos por subidas y bajadas atravesando pequeños pueblos y caseríos.





Recuperamos la carretera general para llegar a Salceda, y continuamos por un sendero en el margen derecho que poco después se convierte en un camino hacia la derecha. Llegamos así al monumento a Guillermo Watt, pereguino fallecido en 1993 "a una jornada de Santiago".





Continuamos y cruzamos varias veces la carretera general a través de túneles. Un poco más adelante, caminando por izquierda de la carretera, emprendemos una subida que nos lleva al Alto de Santa Irene. Aquí cruzamos otra vez la carretera y tomamos un camino a la derecha y perpendicular a ésta que se interna en un monte de eucaliptos. Vamos descendiendo y pasamos por delante del albergue de Santa Irene.



El camino continúa entre eucaliptos, cruzamos la carretera de nuevo y, al poco, llegamos al pueblo de A Rúa. Sólo queda 1 km. de asfalto por una carreteruca hasta Pedrouzo.







A partir de ahora el Camino se desarrolla por territorios más poblados, vamos encontrar muchos más servicios, bares, restaurantes y tiendas en muchos pueblos.



Por el Camino Francés discurren muchos más peregrinos, en épocas de vacaciones es fácil que si no madrugas te encuentres con que no hay camas disponibles al llegar al albergue. La verdad, a veces, este Camino se convierte e
n "una verbena" por la gran cantidad de gente que en bicicleta o caminando recorre el Camino Francés.



Bueno, por fin hace sol. A las 10:45 horas, después de desayunar, en marcha. Hoy la distancia a recorrer es bastante larga y hay muchas subidas y bajadas aunque no son muy intensas.




Hay muchas áreas de descanso, cada pocos km., algunas muy bonitas, al lado del río. Y bonito de verdad sí que es el albergue de Ribadiso, Está en un sitio precioso, junto al río.




Al pasar por Arzúa resulta que es día de feria así que aprovecho para darme una vuelta por el mercado y refrescarme con unas cervezas.




¡Qué pena!, ¡a una sola jornada de Santiago!, la verdad es que nos hace reflexionar el monumento a Guillermo Watt, peregrino fallecido en 1993 a una sola jornada de Santiago. Como peregrinos nosotros también podemos comprender el esfuerzo diario que supone cada etapa, tantos
días seguidos, ... para "quedarse" a las puertas.



El albergue de Pedrouzo, al que llegamos por fin a las 17:30 horas, está un poco escondido, justo a la entrada del pueblo, bajando unas escaleras. Es bastante grande y tiene incluso lavadora y secadora. Justo al lado hay un superme
rcado así que aprovecho para comprar la merienda-cena y después dar una vuelta por el pueblo antes de que acabar el día.



Ya se presiente la llegada a Santiago de Compostela, sólo falta una jornada. Tantos km... tantos días... la gente que conocimos... lo
s lugares pon donde pasamos y que nos llamaron la atención por algo en especial... Son muchas sensaciones acumuladas.



0 comentarios:

Publicar un comentario