RSS

Grandas de Salime - A Fonsagrada



  • 26,7km.
  • 8 horas
  • faltan a Santiago 179,1 km.



Salimos de Grandas de Salime junto a la Iglesia de San Salvador y tomamos la carretera AS-28. Vamos ascendiendo y llegamos a La Farrapa primero y, después a Cerejeira, alternando la carretera y una serie de caminos paralelos. Alcanzamos Castro, donde hay una hermosa capilla, atravesamos el pueblo y salimos nuevamente a la carretera en Pedraira, por donde seguimos hasta Peñafuente.





Peñafuente es la última localidad de Asturias. Llevamos ya unas dos horas y media de camino. Salimos del pueblo por una pista forestal y nos encaminamos al alto del Puerto del Acebo.





Cruzamos la carretera y seguimos ascendiendo por un camino hasta el alto de un collado donde hay instalados unos aerogeneradores. Al llegar casi al alto cruzamos la pista que da acceso al parque eólico y un cartel nos da la bienvenida a Galicia. A partir de este punto iniciamos el descenso por el camino que poco después nos devuelve a la carretera.





Llegamos así al pueblo de El Acebo donde hay un bar en el cruce de carreteras. Justo a la salida del bar tomamos un camino a la izquierda que, tras una corta pendiente, nos lleva de nuevo a la carretera. Así, alternamos caminos y carretera, pasamos pueblos como Fonfría, Barbeitos, Silvela, donde hay una pequeña ermita.





Poco despúes ya estamos en Paradanova, a las puertas de A Fonsagrada. Pero aún queda una pendiente pronunciada por carretera, de más o menos un km.



A Fonsagrada es un publo grande, que cuenta con todos los servicios. El albergue se encuentra a la salida, el el pueblo de Padrón.









Después de desayunar fuertemente en el Bar Arraigada (bizcochos, magdadelnas, sobaos...) con Riina, la directora de cine de Estonia, salgo de Grandas hacia las 11,00 horas. Llueve suavemente y está algo tapado pero pienso que puede "abrir" a lo largo del día.



Al pasar por esta zona se observan claramente el cambio en la arquitectura tradicional, los tejados son de pizarra y no de teja y las paredes con huecos pequeños y de mampostería también diferente.



En el ascenso hasta el Alto del Acebo se cruzan pueblos muy "guapos", tradicionales, con preciosas capillas, y con algunas casas muy bien conservadas que llaman la atención.



Al llegar al alto la niebla, bastante cerrada por momentos, crea un paisaje un poco "fantasmal" mientras voy avanzando sin ver claramente por donde voy y, a la vez, escucho de ruído de fondo el movimiento de las aspas de los aerogenerados, a los que no veo, ocultos por la niebla a pesar de que están tan cerca.



Hasta llegar a A Fonsagrada casi todo es ya descenso o llano a excepción del último km., en pendiente por la carretera y que se hace bastante pesado porque, además, estamos ya cansados pues llevamos en las piernas unos 25 km.



Despúes de pasar por el supermercado y la panadería (donde me regalaron el pan, supongo que por ser peregrino, me sorprendió y lo agradecí mucho) y llenar el estómago con un buen bocadillo de jamón y queso, ensalada enlatada y yogures y fruta en abundancia, me dirijo hasta el albergue.



El albergue está a la salida de A Fonsagrada, en el pueblo de Padrón. Es excelente, el mejor hasta este momento de todo el Camino del Norte. Tiene 24 plazas en 6 habitaciones, baños con agua caliente, cocina completa, máquinas de refrescos, café y snacks, y sala de estar. Hay también hospitalero, el Sr. Victor, de Protección Civil, que lo primero que hace es decirte que has de abonar "la voluntad" de 3 euros, pero te atiende muy bien.



Cuando ya iba cayendo la tarde y estaba sólo en el albergue, descansando, llegaron un grupo de chicos portugueses, concretamente de Guimaraes. Durante las siguiente dos o tres jornadas nos íbamos a ir encontrando varias veces durante el camino, incluso en Cádavo me invitaron al cumpleaños de unos de ellos. Y ¡vaya casualidad!, nos reencontraríamos también en Santiago de Compostela, paseando por el casco viejo. Yo gané 9 amigos portugueses y ellos ganaran 1 amigo asturiano, Espero que no perdamos el contacto a través del correo electrónico.



0 comentarios:

Publicar un comentario