RSS

Tineo - Borres



  • 15,3 km.
  • 4 horas
  • faltan a Santiago 240,2 km.







Dejamos atrás Tineo por el barrio de La Fuente, en dirección al Alto de Piedratecha. Justo cuando salimos de Tineo pasamos por la fuente de San Juan donde hay una urna que guarda la imagen de este santo. El camino sigue entre árboles y con unas vistas magnificas hasta las montañas limítrofes con León.





Seguimos subiendo y llegamos a Las Canteironas, recorremos una corta distancia por asfalto y retomamos al camino. Alcanzamos así el Alto de La Venta. El paisaje desde aquí es impresionante y, si hay visibilidad suficiente, las maravillosas vistas recompensan el esfuerzo de la marcha.





Desde el Alto de La Venta tomamos la carretera a la derecha y, un poco más abajo, cogemos un camino a la izquierda que nos interna en el bosque. Al llagar al fondo hay un cruce donde podemos desviarnos para visitar el Monasterio de Obona (sólo hay medio km. y la visita merece la pena) o seguir a la izquierda hasta el pueblo de Villaluz.





Accedemos por buen camino a Villaluz y seguimos por la carretera, atravesando pueblos como Vega de Rey, Berrugoso y Campiello. En este último podemos comer o tomar algo en sus dos bares, Casa Maximino y Casa Herminia.



Seguimos por la carretera, pasamos los pueblos de El Fresno y El Espín. A la salida de éste, cuando termina la bajada por carretera, cogemos un camino a la derecha que, en breve, nos conduce hasta Borres.







Hoy me levanto sobre las 9:00 horas, con sueño todavía, y con la pierna derecha y los labios un poco maltrechos, habrá que pasar por la farmacia antes de partir. Ya no hay nadie en el albergue a excepción de Ana María, todo el mundo ha madrugado.



Me despido de Ana María que quiere anticiparse, dice que ya la cogeré por el camino. Es día de mercado en Tineo así que, después de una vuelta por la villa y de tomarme un buen café en el Bar Stop, emprendo la marcha a la 11:00 horas. No me preocupa salir un poco tarde, esta etapa es corta y me la voy a tomar relajadamente.



Nada más salir de Tineo lleno la cantimplora en la fuente de San Juan, ¡vaya vistas hay desde aquí!, se ven las montañas con los picos nevados al fondo. Estoy disfrutando enormemente de la ruta de hoy, del paisaje y de los bosque que se atraviesan.



Sobre las 15:30 horas hago un descanso en el pueblo de Campiello, en Casa Herminia, qué placer tomar un par de cervecitas al sol y conversar un poco con las gentes que viven por aquí.



Después de recorrer unos km. por asfalto y retomar después el camino ya estoy en Borres. Ha sido un día soleado, con un camino muy bonito y un paisaje excelente.



Ana María ya hace rato que ha llegado, ya tiene la colada hecha y está descansando en el albergue. Este alberque ocupa la antigua escuela rural y cuenta con doce plazas en 5 literas y dos camastros, y baño con agua caliente. Las llaves están en un cajetín en al entrada.



Le propongo sacar unas mesas del alberque y comernos los bocadillos en el prado. La verdad, disfruto enormemente de este picnic imrovisado.



Y, entre conversación y conversación con Ana María y, cuando el sol ya casi se estaba poniendo, entra por la puerta del albergue Jusep, de Barcelona, que está haciendo el Camino en bicicleta.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada